Ficha Técnica: Bosque Yose-Ue

Este estilo pretende recrear, mediante un grupo de árboles, un bosque real que nos transporte figuradamente a él y nos dé la sensación de encontrarnos en plena naturaleza.
En general, denominamos bosque a una plantación en grupo de más de cinco árboles y en número impar (tres árboles no se consideran estilo bosque puesto que les faltaría ese aspecto de “bosque natural”).
La mayoría de las especies pueden ser utilizadas para la plantación en grupo de bosques, pudiéndose utilizar árboles con troncos de distintos grosores y, a ser posible, árboles de cultivo duro, dada la situación en la que van a vivir.
Aunque se pueden elegir especies de hábitat similares, normalmente se obtienen mejores resultados con árboles de la misma especie, ya que de otra manera el cultivo podría complicarse por las diferentes  necesidades de cada árbol (agua, sol, etc.).
La relación entre los distintos árboles, es decir, perspectiva, ritmo y unidad dentro de la variedad del grupo, deben ser premisas a tener en cuenta a la hora de confeccionar un conjunto de bonsais en estilo bosque. Es conveniente que uno de los árboles sea más alto que el resto y manejar correctamente los “espacios vacíos” para formar un sólo grupo o varios grupos de árboles.
Los árboles deben prepararse por separado, recortando sus raíces de manera individual y teniendo en cuenta su posterior situación dentro del bosque. Desde el frente, se tendrán que ver todos los troncos de los árboles y combinar los distintos grosores de los mismos, utilizando una composición triangular que evite la sensación de simetría.
Si utilizamos árboles con troncos delgados, nos dará la sensación de lejanía. Si por el contrario los árboles poseen troncos gruesos, la sensación será de cercanía.
Un bosque debe cultivarse como un todo, es decir, como si fuera un ejemplar único y solitario, especialmente en el momento del trasplante, ya que las raíces de cada uno de los árboles acabarán soldándose unas con otras, sin tener la necesidad de separar los árboles individualmente.
Cuanto mayor sea el número de árboles utilizados mayor ser el grado de dificultad del cultivo, ya que los espacios serán más reducidos y las tareas tales como la poda o el pinzado deberán realizarse con el máximo cuidado y paciencia.
La plantación se puede hacer en bandejas planas, ovaladas o rectangulares, así como en lajas de pizarra o artificiales.
Una de sus características más apreciadas debe ser su aparente simplicidad, de forma que su carácter abstracto nos llene de sugerencias, tanto visuales como espirituales.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s